La tecnología que utilizamos para procesar los tejidos humanos deriva en un proceso innovador que garantiza la seguridad, limpieza y esterilidad del producto.
Inicia con la estricta selección del donador, extracción del Tejido Músculo Esquelético con técnicas quirúrgicas, asépticas y controles serológicos validados para analizar muestras de sangre cadavérica.
La limpieza, debridación, corte, medición, empacado, liofilizado e irradiación del implante se realiza bajo condiciones controladas, siguiendo estándares regulatorios y de calidad internacional.
Es importante mencionar que durante la procuración y procesamiento, se realizan monitoreos microbiológicos al tejido, instalaciones, materiales y personal.


• Cantidad, forma y tamaño ilimitados.
• Disminución en la morbilidad.
• Menor costo.
• Disponibilidad inmediata.
• Bioseguridad.

• Cantidad, forma y tamaño limitados.
• Aumento en la morbilidad.
• Mayor tiempo quirúrgico.
• Dos o más heridas quirúrgicas.
• Sangrado en el sitio de la toma.
• Más dolor, riesgo de fractura, complicaciones del área de extracción e inclusive la muerte.
• Mayor exposición de los tejidos que predisponen a un proceso infeccioso.

Hueso Esponjoso


foto029

Cuñas


foto030

Bloques


foto031

Tiras


foto032

Diáfisis


foto033

Cabeza femoral


foto034

Tendones


foto035

BioDBM


foto036

BioSponge


foto037